Published On: mié, Feb 12th, 2020

Teófilo Stevenson y su legado , que dice el inder cubano

 

La idea del INDER se apoya en que fue la Ciudad Deportiva el lugar donde el boxeador cubano ganó su primer título mundial y celebró su último combate en Cuba, en 1984. Sin embargo, David Stevenson, el hijo menor del pugilista, se ha opuesto repetidamente a aprobar la idea.

En 2016, el INDER se reunió con los herederos para hacerles la propuesta. «En ese año, Tomás Herrera, presidente de la Comisión Nacional de Atención a Atletas, nos citó a mí y a Fraymaris Arias Meléndez, viuda de mi papá, para una reunión con el jurídico de la entidad. En esa cita ellos nos plantean la posibilidad de ponerle el nombre de Téofilo Stevenson a la CD como una iniciativa del INDER, para lo cual necesitaban la respuesta de los familiares directos», contó Gelmis Stevenson, primogénita del boxeador, al sitio oficial Cubadebate.

«Dijimos que estábamos de acuerdo, y solicitaron una carta con el consentimiento de los herederos. Mi hermano David no la quiso firmar», aseguró Gelmis.

Arias Meléndez, abogada del Instituto Cubano de la Música y madre de David Stevenson, aseguró que antes de esa reunión, el INDER nunca se había acercado a ellos para hablar del tema, ni de ningún otro. Según ella, el asunto no es una prioridad para la familia.

«David en ese momento estaba en una situación médica delicada y no podía presionarlo al respecto. Estaba afectado por la muerte de su padre», refirió.

Asimismo, los herederos de Stevenson comenzaron un proceso de inscripción del nombre del boxeador como marca comercial ante el Bufete Internacional en La Habana. Por esa razón, y temiendo una demanda familiar, el INDER dejó de insistir.

María Amparo Santana Calderío, abogada del Bufete Internacional, confirmó que «el nombre Teófilo Stevenson está solicitado como marca desde septiembre del 2016. Está en trámite de examen de fondo por parte de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial, que concede o no la marca si está de acuerdo a los requisitos de ley de marca.»

«La solicitud está presentada por los tres herederos. El nombre se convierte en un bien protegible cuando le dan la marca. Si ellos van a negociar o autorizar el nombre para un lugar, pasa por otra autorización, que no tiene que ver con el registro marcario ni con la propiedad industrial. Puede haber conflicto cuando no te sientas con el titular de la marca», explicó.

«Si me preguntan por qué se ha demorado lo del nombre de la Ciudad Deportiva, diría que hace falta más diálogo y más voluntad para sentarse ambas partes y discutir qué es lo mejor, independientemente de los derechos concebidos. Eso no es un proceso lineal y sí tienen que estar de acuerdo los tres herederos», aseguró.

Otros funcionarios no comparten la misma opinión. «Los atletas de boxeo estamos esperando que se le dé el nombre de Stevenson a la Ciudad Deportiva. Existen varios obstáculos y burocracia, pero todos saben el nivel revolucionario y patriótico de Teo, por lo que no debería llevar tanto análisis. Al teatro García Lorca se le puso Alicia Alonso en un momento, y no hubo problema. El proceso está detenido en este instante. Todos los pugilistas quisiéramos firmar, muchos están indignados por la falta de decisión», comentó Genovevo Griñan, titular de la Comisión de Atletas de este deporte.

Cubadebate aseguró que, después de realizado su reportaje sobre el tema, el INDER volvió a reunirse con los herederos de Teófilo Stevenson para reiniciar los trámites, y David Stevenson volvió a negarse al pedido.

Stevenson fue una figura muy cercana a la dirigencia del régimen cubano, y era amigo personal de Fidel Castro, quien solía ponerlo como ejemplo de patriotismo, debido a que nunca aceptó las millonarias ofertas que recibió en vida para pasar al boxeo profesional.

Durante su carrera, el pugilista obtuvo todos los títulos de la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA), fue tricampeón olímpico y mundial, y ganó 301 de los 321 combates celebrados a lo largo de 20 años en el ring. Su última victoria como pugilista fue en 1986, en el Mundial de Reno, y dos años después se retiró.

Antes de fallecer en 2012, Stevenson trabajó en la Federación Cubana de Boxeo, de la que era el vicepresidente, y en la Comisión Nacional de Atención a Atletas Retirados y en Activo del INDER.

About the Author

-