Published On: jue, Ago 30th, 2018

No me podía quitar las espinillas ni las marcas del acné sino hasta que conocí la vieja receta cacera de mi vecina que limpió mi rostro

El acné es una enfermedad que afecta las glándulas sebáceas que se conectan con los poros por debajo de la piel, estas glándulas producen una sustancia muy grasosa que se llama sebo, este transporta las células muertas a la superficie de la piel y hace que se tapen los poros afectando el folículo y creando las espinillas.

Existen cientos de productos en el mercado que prometen eliminar las espinillas de tu cara, pero pueden resultar muy costosos, pero también hay muchas recetas naturales que pueden ayudarte a combatir el problema sin la necesidad gastar un montón de dinero.

El áloe vera o sábila es una las opciones que tienes para eliminar esas molestosas espinillas de una vez por toda, esta planta es rica en vitaminas y minerales, contiene cantidades de aminoácidos y además está compuesta de polisacáridos y lignina.

Estos compuestos se introducen profundamente en las capas de la piel y  su ves eliminan las bacterias y la grasa que tapan los poros.

El áloe vera elimina de forma natural el exceso de grasa y las células muertas que obstruyen los poros en la piel. Los polisacáridos que contiene el aloe vera ayudan a curar la piel infectada y a reducir la inflamación que es causante de las espinillas, estimula la piel a la curación de tejidos con cicatrices y a su vez ayudando al crecimiento de células nuevas gracias a los agentes coagulantes y antibióticos naturales que posee.

Es por esto que te mostraremos una receta casera a base de Aloe vera la cual va a ayudar a mejorar el estado de tu piel significativamente.

Ingredientes

Una cucharada de gel o pulpa de Aloe vera

Una cucharada de miel de abeja

Preparación

Simplemente mezclamos y removemos los dos ingredientes en un tazón hasta que el aloe se licue y déjalos reposar durante 10 minutos, Aplicamos sobre el rostro y el cuello y lo dejamos actuar durante 20 minutos enjuagamos con agua tibia y  usamos una toalla para secar suavemente, debemos repetir este proceso al menos 3 veces a la semana, para ver buenos resultados.

About the Author

-