Published On: mar, Jul 9th, 2019

Cómo lavar correctamente una fresa

¿Te gustan las fresas? Deberás tener cuidado la próxima vez que comas una. Según Manuel Espinoza Silva, médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud (INS), este tipo de fruta suele tener mayores posibilidades de estar expuesta a la presencia de parásitos.
¿Por qué? El especialista indica que esto se debe a que se cultivan al ras del suelo y son regadas, en muchos casos. con aguas servidas que contienen materia fecal del ser humano.

En conversación con Andina, el especialista resaltó que este tipo de bacterias no pueden eliminarse ni siquiera cuando las fresas son limpiadas con agua y lejía.

lavar correctamente las frutas y  hortalizas antes de su consumo, evitando ciertos hábitos que pueden perjudicar nuestra salud:

“Hay gente que los lava rápidamente, pone una bandeja echa sus gotas de lejía, pone sus frutas o verduras durante 20 minutos. Posiblemente mató bacterias, pero no mata el parásito ni huevos ni quistes, y la gente ingiere ese parásito”

[¿Cómo desinfectar frutas y verduras para evitar enfermedades?]»

Por ejemplo, el Dr. Espinoza recomienda lavar las fresas una por una con una pequeña esponja y jabón, con el fin de eliminar los huevos y quistes incrustados en la piel de estos alimentos.

SIGUE ESTOS PASOS

. Crea una solución de agua con unas gotas de jabón liquido.
– Coge una escobilla pequeña y frotar las fresas, una por una.
– Enjuaga las fresas con agua.
– Coloca las fresas en agua y agrega varias gotas de lejía.
– Deja las fresas reposar por 20 minutos.
– Enjuega nuevamente.

¿Qué enfermedades producen los parásitos en las frutas y hortalizas?

Estos parásitos microscópicos ingresan al organismo y se alojan en los intestinos, en donde dejan sus huevos y se desarrollan hasta convertirse en parásitos adultos.

En el caso de la Giardia Lambia, luego de un periodo de incubación de una a tres semanas, puede ocasionar diarreas, gases frecuentes y dolor abdominal. En un periodo más agudo, puede incluso generar fuertes cuadros de anemia y anorexia, sobre todo en los niños.

Según el especialista, este procedimiento debe seguirse con todos los vegetales de tallo corto como la lechuga, las frambuesas, el nabo y otros que muchas veces son regados con aguas servidas.

About the Author

-