Published On: mar, May 14th, 2019

Remedio para conciliar el sueño

¿Te ha pasado más de una vez levantarse cansado y no saber cual es la razón? Si estás buscando una solución para quedarte dormido rápidamente y permanecer dormido toda la noche sin pastillas y medicamentos, prueba con el remedio natural que vamos a compartir contigo en estos momento.

Remedio para conciliar el sueño

Ingredientes

5 Cucharaditas de miel cruda orgánica

1 Cucharadita de sal de Himalaya

Preparación: Mezclar los ingredientes y almacenar en un frasco de vidrio herméticamente cerrado.

Ponga un poco de esta mezcla debajo de la lengua cada noche antes de irse a dormir y déjela que se disuelva de forma natural.

Esta combinación de sal y miel aumenta el nivel de serotonina, así, que nos ayuda a aliviar el estrés de forma natural.

La sal de Himalaya es completamente natural , contiene 84 minerales valiosos que el organismo necesita. Está libre de toxinas y contaminantes.

Este tipo de sal disminuye la presión arterial y ayuda a regular la melatonina y la serotonina.

Con los consejos que vamos a enumerar a continuación conseguirás una serie de pautas para mejorar el propósito de dormir toda la noche sin despertarse.

1. Consigue una zona de descanso adecuada: para garantizar un buen descanso durante el sueño es fundamental contar con un buen colchón. Además, la habitación tiene que estar estrictamente destinada al descanso. Consigue un ambiente propicio para conciliar el sueño con un dormitorio ordenado, luces tenues, almohada adecuada y el citado colchón que mejor se ajuste a tu fisonomía.

2. Evita distracciones: no es recomendable quedarse dormido con la televisión o con el ordenador encendidos. Los expertos recomiendan que se apaguen estos dispositivos media hora antes de irse a dormir. De lo contrario, nuestro cerebro sigue activado por todos los estímulos que generan estos aparatos. Lo mismo ocurre si eres de los que se mete a la cama con el teléfono móvil para consultar las últimas notificaciones antes de irse a dormir.

3. Evita comidas copiosas antes de irte a dormir: si te vas a la cama con el estómago lleno te va a costar conciliar el sueño y, probablemente, pases la noche dando vueltas en la cama. Para garantizar un buen descanso debes irte a dormir habiendo hecho la digestión y con el cuerpo ligero para garantizar un buen descanso y evitar tener que levantarse por la noche.

4. Practica deporte: realizar ejercicio físico con asiduidad te ayudará a dormir mejor. Las personas activas físicamente duermen mejor ya que su cuerpo está cansado cuando se mete en la cama y, por otro lado, todo su sistema circulatorio funciona mejor por lo que ayuda a un buen descanso por las noches.

5. Dieta saludable: comer bien nos ayuda en todas las facetas de nuestra vida y con el sueño no iba a ser menos. Llevar una dieta saludable te ayudará a conciliar mejor el sueñoy a descansar mejor por las noches.

7. Evita la cafeína por las noches: es recomendable reducir el consumo de bebidas con cafeínas a medida que se acerca la hora de meterse a la cama. De esta manera, estarás reduciendo los efectos de la cafeína y conseguirás dormir mejor.

8. Rutina y horarios: si todos los días te vas a dormir, más o menos, a la misma hora tu cuerpo asumirá una rutina del sueño. Las costumbres repetidas enseñan a tu cuerpo y con el sueño pasa lo mismo. Intenta irte todos los días a la cama a la misma hora y así verás como poco a poco te va costando menos quedarte dormido y descansas mejor toda la noche.

9. Siestas cortas: si no puedes prescindir de la siesta después de comer debes intentar que este descanso sea corto. Ten en cuenta que si haces dos horas de siesta después de comer, no puedes pretender meterte a la cama a las 11 de la noche y caer rendido como un niño. La siesta es recomendable siempre que no sea superior a 20 minutos. De esta manera, conseguirás descansar a mediodía y cuando llegue la noche ya volverás a estar lo suficiente cansado como para conciliar el sueño con facilidad.

10. Ejercicios de relajación: la relajación te ayudará a meterte a la cama mucho más descansado y con el cuerpo y la mente liberados de tensiones. El estrés es el peor enemigo del sueño así que si realizas unos sencillos ejercicios de relajación antes de meterte a la cama, tus horas de sueño se verán recompensadas.

About the Author

-