Published On: jue, Nov 29th, 2018

Chucho Valdés y la japonesa Mine Kawakami unen sus pianos en Madrid

El “desinhibido” jazz afrocubano de Chucho Valdés y la “sensibilidad oriental” de la japonesa Mine Kawakami se mezclarán el 1 de diciembre en el Teatro Real de Madrid, donde se presentará por única fecha en España el concierto a dos pianos “De La Habana a Kioto, con parada en Madrid”.

Según EFE, los dos pianistas, que se conocieron en 2004 cuando tocaron juntos en el teatro Amadeo Roldán de La Habana, se encontrarán sobre el escenario para ofrecer un concierto “innovador” en el que interpretarán los mismos temas pero en diferentes estilos, informó en una nota el Grupo Concertante Talía.

Kawakami y Valdés interpretarán composiciones propias y obras como el Preludio de Bach, en las que se podrá escuchar “la evolución del sonido de la tierra”.

“La tierra –ha explicado Kawakami en la nota– es muy importante para ambos, el bosque, la naturaleza, y con nuestra interpretación intentamos mostrar la evolución de la tierra a través de la música, consiguiendo una armonía perfecta”.

España, donde ambos artistas residen por temporadas, ha sido el país escogido para presentar su segundo concierto en conjunto. “España siempre ha sido especial para todos los cubanos, mis raíces son españolas, y yo amo este país”, ha indicado Valdés.

“Para mí, Mine en este momento es una gran artista, una tremenda compositora y una gran pianista con muchas cualidades, y ya lo ha demostrado. Ahora tocar con ella en el concierto es un honor”, ha explicado el hijo del mítico pianista Bebo Valdés.

Tanto Valdés como Kawakami tienen una relación muy fuerte con España. “No hay cubano que no tenga sangre española. Somos descendientes de españoles y africanos, por eso nuestra música tiene una raíz rítmica tan fuerte”, afirmó Valdés.

“A mi padre le encantaban Falla, Turina, Granados y Albéniz, y me enseñó a tocarlos. También la música popular española y el flamenco han calado mucho en Cuba. El ‘Lágrimas negras’ de Bebo y El Cigala es el mejor ejemplo, y yo también grabé un disco muy bonito con Concha Buika que tiene flamenco. Además he vivido en Benalmádena (Málaga) durante ocho años, me instalé allí muy cerca de mi papá cuando él enfermó”, agregó el cubano, ganador de una decena de premios Grammy.

“Japón y España no tienen lazos de sangre, pero para mí es un país muy especial. Cuando llegué por primera vez, desde el primer minuto supe que me gustaba este lugar, y estoy enamorada de él hasta hoy”, añadió Kawakami.

“Yo trabajo mucho componiendo para la televisión japonesa, pero resido y compongo aquí. España está llena de sonido, de silencio, de colores. Todo me inspira para componer, tengo que estar en este país, no puedo irme de aquí”, concluyó.

About the Author

-